40.000 VOCES EN ROMA PIDIENDO POR LA VIDA DE LOS MÁS INDEFENSOS
Por vida
  
Lunes, 23/05/2022
Cuarenta mil personas marcharon el sábado 21 de Mayo desde la Piazza della Repubblica hasta la Piazza San Giovanni in Laterano, en Roma (Italia), en defensa de los más vulnerables, discapacitados, ancianos, madres con embarazos difíciles y niños por nacer, convocados por la asociación Pro Vita & Famiglia y 90 organizaciones, en una manifestación que llevó por título "Scegliamo la Vita".

"El compromiso de todos se vuelve urgente y lleno de responsabilidad. La supresión de una vida inocente no puede convertirse en un bien a proteger, estamos llamados a no cooperar y a resistir todas esas leyes injustas sobre el aborto, el suicidio asistido, la legalización de las drogas y el útero alquilado. La vida y la familia son de todos, no son ni de derecha ni de izquierda y por ello es necesario emprender un cambio de valores para promover la belleza de la unión familiar, la crianza y la custodia de los más débiles. Lo seguiremos diciendo en todos lados y el próximo año, el 20 de Mayo de 2023, seremos muchos más", dijo Massimo Gandolfini, uno de los voceros de esta marcha de algo más de 2 km. por las calles de Roma.








"Hoy testificamos que nadie debe quedarse atrás, por ningún motivo. 40 mil voces gritaron que no solo es necesario, urgente y apremiante, sino también conveniente elegir la vida, porque acoger, generar, educar, cuidar y acompañar una vida es bueno para todos", dijo Maria Rachele Ruiu.

"Hablando de libertad, las mujeres en particular deben tener la libertad de no dejarse engañar por esa gran mentira que es el aborto y de encontrar en el hombre un precioso aliado. Demasiadas veces, de hecho, nos han hecho creer que los hombres son enemigos, violentos y superfluos cuando se trata de una vida que hay que acoger. Volvamos a empezar desde esta alianza, porque de esta manera reactivaremos toda la sociedad, para cuidar de todos, desde el niño más pequeño en el vientre materno hasta los ancianos y las personas frágiles, sin discriminar a nadie. ¡Que nadie se quede solo!", concluyó la vocera de la organización.

"La Marcha por la vida nació como la voz de un pueblo que nunca se rendirá ante los 'hechos consumados' del asesinato masivo legalizado. Afirmamos la intangibilidad de la vida humana inocente, desde la concepción hasta la muerte natural, porque estamos convencidos de que nada es irreversible en la historia y de que es posible redescubrir los principios del derecho natural y cristiano, que han sido pisoteados en Italia en los últimos cuarenta años", afirmó por su parte Virginia Coda Nunziante. “La vida de los pequeños, desde el vientre materno, es inviolable y debe ser defendida sin excepción y sin concesiones".

El Papa Francisco, durante el rezo del Regina Coeli, saludó a todos los que participaron en la manifestación nacional Scegliamo la Vita y agradeció el compromiso en favor de la vida y en defensa de la objeción de conciencia, "cuyo ejercicio se trata muchas veces de limitar".

"¡Recordemos que la vida es un regalo de Dios! Siempre es sagrado e inviolable, y no podemos silenciar la voz de la conciencia", concluyó el pontífice.


[Fuentes: Provita e famiglia - Aleteia - Aciprensa - Vatican News]


Por vida